ESP
Cerrar Sesión 
Circular de Apadrinamiento
Realizado por Departamento de misiones
25/08/2012 - 1116 Vistas
En ellos se cumplen las Bienaventuranzas

“Felices los pobres porque de ellos es el reino de los cielos”
Estimada/o amiga/o:
            Apadrinar a un niño o niña es la mejor forma de colaborar directamente con la obra que las HIJAS DEL PATROCINIO DE MARÍA realizamos en Colombia y Venezuela. Gracias a ella, un niño/a de nuestros colegios de América puede seguir cómodamente sus estudios y poder proyectarse en el futuro. El apadrinamiento de un niño significa también ayudar a su familia y al desarrollo de toda una comunidad. Además, como padrino podrás estar en contacto con tu ahijado por cartas, fotografías e incluso desplazarte hasta esos países para conocerle y conocer la obra apostólica que llevamos en ese lugar.
En un mundo donde la riqueza está muy mal repartida, apadrinar un niño es un gran acto de generosidad, y una manera de sentir que vives mirando más allá de tus propias necesidades, comprometido con la idea de poder entre todos construir un mundo de iguales.

     Se puede apadrinar un niño durante años o sólo durante un tiempo, hasta que decidas dejar de hacerlo por cualquier razón.
Qué significa apadrinar
     Mejorar las condiciones de vida de un niño o niña y la de su familia y su entorno a través de nuestros proyectos educativos y de salud.
Qué recibes a cambio

      Más allá de las fotos, revistas y testimonios, verás cómo cambia la vida de tu niño o niña apadrinado, la satisfacción de hacer algo por alguien que no conoces, ni has visto, pero que ha nacido en desventaja con respecto a ti y que gracias a ti puede tener mayores oportunidades.
Urge abrir los ojos y el corazón y convertirse en BUENA NOTICIA…
     Que el curso que ahora comienza siga siendo el espacio para que nuestra solidaridad siga dándole la vuelta al mundo.

Dosatic S.L. © 2018
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad