ESP
Cerrar Sesión 
JORNADA MISIONERA
Visitas 182
En la Ceiba se hizo presente la alegría de Dios con rostro joven...

 

“Con COSME arriésgate a la Misión”… Y así fue, 48 jóvenes de nuestros tres colegios de Venezuela respondieron a este llamado. Jóvenes llenos de mucha alegría e inquietos por el Dios de la vida que los llama a salir de la propia comodidad para encontrarse con el hermano que necesita y espera de palabras que alegran y animen la esperanza. Son líderes y animadores juveniles que forman parte de grupos u otros apostolados, en búsqueda y descubrimiento de una llama que les arde en el corazón y los impulsa al servicio, al encuentro con el otro, a la misión…

Y si uno de nuestros modelos de misionero es el P. Cosme ¿qué mejor lugar que el Comedor “Jesús de mi Esperanza” del P. Cosme, ubicado en el Barrio “La Ceiba” del Municipio Guacara para tener nuestra Jornada Misionera? Allí fuimos convocados… 

“Trina de Medina” y “Patrocinio de María” llegamos pronto al lugar y mientras esperábamos a nuestros hermanos de María Inmaculada, que venían de Miranda, compartimos cantos, juegos, actuaciones, nos recreamos y nos integramos. Enseguida llegaron los que faltaban y les dimos la bienvenida, oramos y preparamos la evangelización… Y comenzó el fuerte de nuestra jornada: la visita a las casas del sector. Llevamos el Evangelio desde la Parábola de la Oveja Perdida y la alegría de tener la guía y compañía de Jesús, el Pastor que no nos deja, nos busca cuando nos extraviamos y nos ama por amor profundo y misericordioso. 

Luego llegó la hora del almuerzo, compartimos y, posteriormente, vivimos una tarde festiva que consistió en la presentación de obras teatrales preparadas con anticipación por colegios, este momento inició con una animación y juegos dirigidos por los recreadores que estaban presentes. Y después pasó algo inesperado, pero muy oportuno: en la escuelita de al lado se estaban preparando para iniciar la tarde de catequesis y una de las líderes comunitarias nos invitó a recrear y presentar nuestras obras a todos los niños de la catequesis, y así fue, cada grupo distribuido por colegio se montó en una pequeña tarima, hizo su representación y dejó un mensaje a todos los presentes, y ¡se desbordó el talento! 

Luego volvimos a nuestro comedor y apareció el P. Cosme con algunos mimos que nos hablaron un poco de su vida y características. Y con esto confirmamos que vale la vida descubrir nuestra vocación y con Cosme arriesgarnos a la misión.

Dosatic S.L. © 2018
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad